Aloe Vera: la planta con propiedades infinitas

¡Compártelo!Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Es una planta medicinal con hojas grandes e individuales. De las cuales, al cortar se extrae la el aloe que con el que se hacen los cosméticos y otro tipo de derivados que veremos después. Tienen unas hojas dentadas en sus bordes, y un color verde claro, sin manchas. Pueden llegar a tener hasta 20 hojas que salen directamente desde el tronco.

Aloe Vera, planta medicinal para la piel.

Tiene su origen en Arabia, si bien ahora se cultiva casi prácticamente en cualquier lugar -regiones templadas y subtropicales-, incluido el mediterráneo. Hay más de 250 especies distintas de esta planta.

Usos del aloe vera

Puede tener usos medicinales, cosméticos e incluso en algunos lugares también se utiliza para cocinar.

Como planta medicinal se le atribuyen estos beneficios, en los que ayuda a: depurar, hacer la digestión, regenerar la piel y también protege el sistema inmunitario de nuestras defensas entre otras cosas.

Con la aplicación de su gel en las zonas dañadas, puede: curar las irritaciones, las venas varicosas, aliviar el picor producido por las picaduras de insectos, conjuntivitis o colon irritable. También ayudará a cicatrizar las estrías o cicatrices producidas por las heridas.

También ayuda a curar las tendinitis, esguinces y demás dolores causados por lesiones en los músculos o tendones. Es un remedio eficaz para protegernos contra los rayos de sol y ayuda a prevenir y quitar los granitos producidos por el acné.

Podemos utilizar el aloe vera, su sabia, para combatir la irritación causada por la depilación o por las heridas abiertas. Así como también ayuda a la limpieza de la piel y de las manchas que han sido causadas por el sol.

En general es un hidratante que podemos utilizar en todos los casos en los que queramos mejorar o aliviar el picor.

Cuidado y riego del aloe vera

Debido a su origen en lugares cálidos, el aloe vera requiere una temperatura mínima de 10 grados para ser cultivada con éxito. La plantaremos en lugares cálidos y con poca humedad, puesto que no tolera esta última.

Se debe dividir cuándo alcanza un tamaño grande para evitar plagas y otro tipo de enemigos (acáros y cochinillas sobre todo).

Durante el invierno es mejor no regarla, y si se encuentra en lugares demasiado fríos tendremos que tenerla en el interior.

Semillas del aloe vera

Mediante la división de la planta podemos obtener otras plantas de aloe vera. De hecho es recomendable hacerlo cuándo la planta tiene mucho volumen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.