Anís propiedades: un poco más sobre está planta conocida

¡Compártelo!Share on Facebook12Pin on Pinterest1Share on Google+0Tweet about this on Twitter

El anís es una planta medicinal es muy utilizada sobre todo para aquellos problemas causados por una mala digestión. Es muy común que en más de una ocasión una comida pesada o no tanto no produzca gases u otro tipo de problemas derivando en cólicos dolorosos y que no se pueden quitar fácilmente.

Anís propiedades medicinales.

Propiedades y usos del anís

  1. Debido a sus propiedades como expectorante esta planta nos ayudará a realizar mejor las digestiones, mejorando el tono y también los gases ocasionados por una alimentación copiosa o fuerte. Evitando así también los dolores.
  2. Otra de las propiedades que se le atribuyen es el hecho de qué ayude a la creación de leche materna. Por lo tanto, aquellas mujeres que estén dando de mamar a sus vástagos podrán tomar esta planta que ayudará a mejorar la salida de la leche.
  3. El anís es una estimulados del apetito, por lo que si sufres de este mal te recomiendo que lo tomes de la forma más cómoda que quieras para mejorar el apetito.
  4. Es un buen remedio natural también contra la halitosis o el mal aliento.
  5. También alivia de los síntomas de catarro o resfriados que afectan a las vías respiratorias.
  6. Si eres de periodos irregulares, o muy poco regulados es probable que el anís te ayude a mejorar y regular los mismos, por lo que si tienes un problema similar, ponte a ello.
  7. En general, esta planta medicinal nos ayudará con la lactancia, para regular los periodos, y también ante los problemas digestivos o exceso de gases que producen cólicos. De todas formas, cualquier duda o consulta no lo dudes y coméntalo con tu médico.

Los modos de empleo del anís son varios; en infusión, en esencia del anís, en tritura o simplemente tomando un chupito de licor de anís.

NOTA: el usos continuado de esta planta de forma pura y solo no es del todo beneficioso, por lo que si su uso está muy extendido en tu vida, es recomendable que lo consultes con tu médico.

Si te ha gustado esta entrada, compártela. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.